Dolor de cintura: los movimientos claves para que no duela

Por Pablo Rizzi.
 

La manera en que te parás y movés tu cuerpo pueden ayudar a reducir el dolor de cintura. Una buena postura implica mantener las orejas, hombros y caderas alineadas, ¡en todo momento! Y los movimientos suaves te ayudan a mantener tus músculos en movimiento sin realizar esfuerzo de más o lastimarlos. Con ciertos ejercicios que se vuelven hábitos, podés ayudar a reducir el dolor en el futuro.

¿Cómo levantarse de la cama?

1. Gira sobre un lado de tu cuerpo y haz fuerza con los dos brazos para elevar el torso.

2. Mantené las rodillas flexionadas y bajalas lentamente de la cama, a la vez que elevás la cabeza.

3. Una vez sentado, hace fuerza con las piernas para levantarte.

¡Hace el mismo procedimiento para acostarte!

¿Cómo salir de un auto?

1. Tomándote del volante o de la puerta, girá tu cuerpo entero en el asiento (las piernas incluidas), no gires tu cintura. Sacá una pierna a la vez.

2. Acercate hasta el extremo del asiento.

3. Una vez sentado, hace fuerza con las piernas para levantarte.

¡Hace el mismo procedimiento para entrar al auto!

¿Cómo agacharse o levantar algo del suelo?

1. Acercate al objeto todo lo que puedas.

2. Parate alrededor del objeto con los pies levemente apartados, dobla tus caderas y tus rodillas, manteniendo el arco de tu cintura. ¡Es importantísimo que flexiones las rodillas y no solo la cadera!

3. Toma aire y exhalá mientras te levantás con el objeto.

4. Mientras subís, hace fuerza con el abdomen, los músculos de las piernas y los glúteos.

5. Mientras llevás el objeto, caminá con la espalda recta, manteniéndolo cerca de tu cuerpo.

Buscá ayuda si el objeto es muy pesado, ¡no intentes levantarlo solo!

¿Cómo sentarse en el trabajo?

1. Las rodillas deben estar a la misma altura que tu cadera.

2. Detrás de tu cintura, colocá un almohadón pequeño o una toalla enrollada, para que sirva como sostén.

3. Ambos codos deben permanecer apoyados sobre la mesa.

4. La pantalla de la computadora debe estar siempre a la altura de los ojos.

5. Estirate y caminá un poco cada media hora sentado.

¡Recordá mantener las orejas, hombros y caderas alineadas también mientras estás sentado!