La diabetes: una enfermedad que cada vez ataca a más gente

Por Horacio Daccordi

La obesidad y el síndrome metabólico, intímamente ligados a la  DIABETES MELLITUS

 

Definimos a la Diabetes Mellitus (DBT) como una enfermedad pandémica que genera grandes complicaciones en la salud y amenaza con colapsar económicamente los sistemas de salud. Se trata, a su vez, de una enfermedad con una alta prevalencia y una alta incidencia, es decir, que sobre una cantidad de casos mayor a los esperables, aparecen permanentemente numerosos casos nuevos en todo el mundo, con un crecimiento exponencial.

 

La prevalencia de diabetes en el mundo ha ido progresando de esta manera:

 

  • En 1980: 153.000.000 de personas de la población mundial padecía Diabetes

  • En 2010: 240.000.000 de personas  de la población mundial padecía Diabetes

  • En 2011: 350.000.000 de personas de la población mundial padecía Diabetes

  • En 2014: 382.000.000 de personas de la población mundial padecía Diabetes

  • En 2016  422.000.000 de personas de la población mundial padecía Diabetes

  • En el año 2025: se estima que 592.000.000 de personas de la población padecerá diabetes

La IDF (International Diabetes Federation) estima que, actualmente, el 8.5% de la población mundial adulta padece de diabetes. El incremento de los casos de diabetes supera significativamente la cantidad esperable, por lo que su incidencia es superior a la cantidad pronosticada.

 

De la población mundial de diabéticos: 

  • Solo el 54% está diagnosticados (46% no diagnosticados)                                                                                                         

  • De los diagnosticados, solo el 70% hace algún tipo tratamiento

  • De los que hacen tratamiento, el 60% no tienen control metabólico

  • El 66% de los diabéticos padece complicaciones crónicas

Según estimaciones de la IDF en 2015

 

  • 1 de cada 10 adultos padecen de diabetes  

  • 1 de cada 2 de estas personas afectadas desconoce padecer la enfermedad o bien sabe que la padece pero no la trata.

  • 1 de cada 7 embarazos se encuentra afectado por DBT Gestacional.

  • El 12% de los gastos en salud en el mundo están destinados a atender la diabetes y sus complicaciones.

 

Como podemos apreciar, la epidemia creció en forma exponencial. Con 175-180 millones de casos no diagnosticados actualmente, una gran cantidad de personas con diabetes va a desarrollar progresivamente complicaciones de las que no son conscientes.                                                                               

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) la diabetes en 2016 afectaba a un 10 % de los varones y al 10.5% de mujeres. Las últimas cifras del Atlas de la Diabetes de la IDF proporcionan índices preocupantes sobre el impacto futuro de la diabetes como una de las principales amenazas para el desarrollo mundial: 

Mapa De Prevalencia Internacional de Diabetes en el mundo (M: Significa Millones)

 

Los 5 factores que han disparado esta pandemia son:   

  1. Envejecimiento poblacional

  2. Urbanización y desarrollo social

  3. Sedentarismo

  4. Alimentación

  5. Obesidad

 

Epidemia, endemia y pandemia: una definición

Epidemia es una descripción en la salud comunitaria que ocurre cuando una enfermedad afecta a una cantidad de individuos superior al esperado en una población definida y que abarca regiones geográficas amplias y no acotadas durante un período determinado.  En otras palabras, es un incremento significativamente elevado en la cantidad de casos de una enfermedad con respecto al número de casos esperados o esperables (generalmente por referencia histórica como punto de partida o bien por cálculo proferente o por tendencia). En la actualidad, este concepto hace referencia a una relación entre la cantidad de individuos afectados por una enfermedad durante un lapso definido, o  bien a la cantidad de casos nuevos que se detectan en un momento dado. En este sentido, si una comunidad se encuentra libre de determinada enfermedad, la aparición de un solo caso constituye una epidemia. 

Debemos introducir ahora el termino endemia para referirnos al mismo fenómeno descripto para la epidemia, pero que afecta a regiones más acotadas o limitadas. Es decir, la endemia es una epidemia en una zona acotada, reducida y limitada.

Y por último, el término pandemia (del griego “pan”: de todos y “demos” :pueblo o población) se refiere al mismo fenómeno descripto para la endemia o epidemia pero para grandes regiones, amplias y mal limitadas. Es decir que, en caso de que la epidemia se extienda a través de varias regiones geográficas y extensas, incluso en varios continentes en todo el mundo, estaríamos frente a una “pandemia”.Durante una pandemia, el alerta debería ser mayor, altamente preocupante y con una respuesta global de todas las regiones involucradas. Y esto es tan así, que si no se hiciera, las consecuencias podrían ser nefastas para la población de todas esas regiones. 

 

Tanto la endemia, como la epidemia y la pandemia, se asocian en la mentalidad de la población a enfermedades infectocontagiosas, como la gripe, zica o rubeola. Esto no es así. En cualquiera de los tres casos, está involucrada cualquier enfermedad.

 

Prevalencia e incidencia: ¿de qué hablamos cuando hablamos de diabetes? 

Abordaremos ahora dos términos frecuentes en epidemiologia, demografía y estadística y que son la prevalencia y la incidencia

 

En epidemiología, se denomina prevalencia a la cantidad de individuos de un grupo o una población que presenta una característica, cualidad o atributo determinado, en un momento determinado ("prevalencia puntual") o bien en un período determinado ("prevalencia de periodo"). Ese atributo, cualidad o característica corresponde a la enfermedad. La prevalencia entonces, me permite conocer cuántos individuos están afectados por una enfermedad en un momento o en un lapso definido (generalmente un año). Es un parámetro útil porque permite describir un fenómeno de salud, identificar la frecuencia poblacional y generar hipótesis explicatorias.                                                

 

Por otro lado, se denomina incidencia a la cantidad de casos nuevos de una enfermedad específica respecto del total de la población en un periodo determinado. Podría considerarse como una indicador que cuantifica los casos nuevos con determinado atributo o bien las personas que enfermarán prospectivamente en un periodo, utilizando generalmente lo que se denomina cálculo proferente o tendencia directa. Por ejemplo, podemos calcular cuántos pacientes han desarrollado hipertensión arterial en el ultimo año y compararlo con los que la han desarrollado años previos. Esto nos permitirá establecer una tendencia del desarrollo de hipertensión arterial en la misma población

 

En enfermedades agudas (por ejemplo infecciones, infartos, accidentes cerebrovasculares, etc) se hablará de una alta incidencia (casos nuevos) ya que previamente no lo padecían y lo contrario ocurrirá en las enfermedades crónicas (previamente existentes, tales como la obesidad, la hipertensión, la demencia, el cáncer, etc).