¿Cómo se realiza el diagnóstico de diabetes?

Por Horacio Daccordi.

Prueba de Tolerancia Oral a la Glucosa (PTOG)

La prueba médica que debe realizarse para descubrir si un paciente tiene diabetes u otros cuadros metabólicos relacionados (como resistencia a la insulina), es la Prueba de Tolerancia Oral a la Glucosa (PTOG).  

El análisis de la prueba es un examen de laboratorio que verifica la forma en la que el cuerpo descompone (metaboliza) el azúcar.

¿En qué consiste la prueba?

Durante los tres días previos a la realización de la prueba se debe consumir una dieta con 150gr. de hidratos de carbono. Por ejemplo, un plato de postre por día con pastas, arroz, polenta, fideos, galletas, helado, alfajores, etc.                                                  

Previa e inmediatamente a la prueba se debe ayunar entre 8 y 12 horas. La prueba se inicia con la primera extracción de sangre para el dosaje de glucemia.  Luego, se debe ingerir un preparado con 75gr de glucosa en 375ml de agua o té (Opcional: se puede tomar con jugo de limón para evitar las náuseas que puede provocar el preparado). Luego de la ingesta total del preparado, se debe permanecer en reposo absoluto, no fumar ni desencadenar ninguna conducta con efecto adrenérgico.

A los 60 minutos se debe realizar la segunda extracción de sangre para el dosaje de glucemia. Finalmente, a los 120 minutos se debe realizar la tercera y última extracción de sangre.

 

* En niños menores de 12 años y/o con menos de 30 kg de peso se debe administrar 1.75 g de glucosa por kilogramo de peso en una solución al 20%.

* En mujeres embarazadas la modalidad debe repetirse cuatro veces: en ayunas, a los 60, 120 y 180 minutos.

¿Cuándo realizar una prueba de TOG?

  • La prueba debe realizarse en todo paciente con niveles elevados de glucosa, pero no diagnósticos de diabetes.

  • También está indicada en los casos con antecedente familiares hereditarios de diabetes, o bien en aquellos pacientes con historia de enfermedad cardiovascular.

 

¿Qué nos dicen los resultados?

Se considera glucemia normal a una concentración en el plasma (la parte líquida de la sangre) que varía entre 70 y 110 mg% o mg/dl.

La diabetes se diagnostica a través de uno de los siguientes datos, que deben confirmarse por la repetición de las pruebas:

• Una glucosa en plasma en ayunas (es decir, sin haber comido durante al menos ocho horas) mayor que 126 mg/dl.

• Una Hemoglobina Glucosilada A1c mayor que 6,5%.

• Una glucosa en plasma mayor a 200 mg/dl, realizada dos horas después de la   “Prueba de Tolerancia Oral a la Glucosa (PTOG)”.                                                    

• Un paciente con síntomas inequívocos de hiperglucemia clásica: aumento de la sed, aumento de la diuresis (secreción de orina), pérdida de peso involuntaria y aumento del apetito.

DIRECCIÓN

Braschi 623, Pilar, Buenos Aires, Argentina

TELÉFONOS
0230 4426422 / 4428066

Estamos en